Juan Pablo Sánchez | DISCURSO
16367
post-template-default,single,single-post,postid-16367,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

DISCURSO

DISCURSO

El 21 de enero de 2021,  se inaugura en la Fundación Díaz Caneja de Palencia la exposición ‘Discurso’ de Juan Pablo Sánchez, la muestra se compone de una selección de 48 óleos, dibujos y pasteles pintados en su mayoría en los últimos meses del 2020. La muestra podrá visitarse hasta el 21 de febrero de 2021.

Texto de Juan Pablo Sánchez

¡Antes no era así!

Exponías tu obra, armonizabas la disposición de los cuadros, inaugurabas y el periódico local de mano de un crítico de arte escribía…. y pasado el tiempo concedido para la exposición recogías tu obra, y si habías vendido algo pues…

Ahora es diferente, los medios de comunicación son mucho más ágiles en la difusión de cualquier acontecimiento y si el evento es una exposición de cuadros, como es el caso, es necesario titularla con una frase, con un sustantivo acompañado de un adjetivo o de… En fin, y lo digo con cierta resignación, un nombre así sin su artículo…. El nombre que más se acerca a mi acción de pintar y que define la intención de mi trabajo es el de DISCURSO.

Consultado el diccionario, el de la RAE, sobre las distintas acepciones de discurso, me llama la atención lo cerca que están de mi obra: 1 Facultad racional con que se infieren unas cosas de otras;  2 Acto de la facultad discursiva; 3 Reflexión, raciocinio sobre antecedentes o principios; 4.- Serie de las palabras y frases empleadas para manifestar lo que se piensa o se siente; 5 Doctrina, ideología, tesis o punto de vista.

Todas ellas las aplico al significado de mi pintura y a mis intenciones cuando la emprendo con la superficie en blanco y traigo a mi realidad imágenes, situaciones y recuerdos; los míos y los que robo haciéndolos propios, lo erótico, la muerte, la infancia, la guerra, la maldad, la condición humana y en fin… TODO. ‘Mi todo’ volcado en el cuadro compone ese decir discursivo en el que me hago existir en mi profesión de pintor.

No quiero explicar ni titular mis cuadros, ni añadir nada que cierre las puertas que dejo abiertas para que el espectador en este discurso expositivo reinterprete y represente lo ya insinuado, ya que no hay nada definitivo en mi modo de hacer pintura.

Creo que este, mi discurso, si consigue que el visitante de la exposición oiga estos colores y escuche los cuadros, con toda seguridad, disculpará mi mala oratoria y que el discurrir del discurso es finito como mi propia existencia de pintor.

Gracias! Muchas gracias por escuchar mi pintura…!

 

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies